Top 10

Lo + Leído

Destacado

Comentaristas

oct

29

Hechizos-Para salvar un examen

Escribo este artículo con un cierto grado de nostalgia por tiempos pasados. La mirada se me ilumina, el corazón se me acelera y no puedo evitar recordar aquellos tiempos en donde la magia era nueva para mí y mi capacidad de asombrarme era asombrosa en si misma. Aquella época en mi juventud donde fui introducido a un mundo nuevo donde lo imposible era de repente posible y no todo era lo que parecía ser.

La primera vez que realice este hechizo funciono a la perfección y no como uno creería. No piensen que con este hechizo necesariamente en el momento del examen su mente se ilumine y sepan todo pues no suele funcionar así en mi experiencia. Yo les contare como me funciono a mí y ustedes luego me cuentan que tal les fue a ustedes.

Era verano y aún me quedaban un par de asignaturas pendientes para aprobar el año. Una de ellas era informática (Computación para algunos), desde luego gracias a mi innata pereza de aquellos tiempos no era capaz de leer un libro aunque me lo hubiesen empapelado en la pared. Entonces llego la noche anterior al examen y como todas las noches previas a un examen comenzó a cundir el pánico en mi corazón y mis pensamientos del futuro se fueron a los prospectos más oscuros y denigrantes. Aún así era incapaz de coger un librillo.

Entonces me ilumine y decidí probar un hechizo del cual había escuchado. La verdad lo hice como un escéptico pero como funciono. A la mañana siguiente el hechizo dio frutos. Al principio éramos 10 para dar el examen en el mismo salón con 2 profesores. De repente un salón se abre y vienen a avisarle a uno de los profesores que gracias a que otro ha faltado hay un salón disponible. Fue todo tan rápido y yo era el único alumno en mi salón solo con un profesor. Básicamente en ese momento el profesor se me acerco e hizo el examen por mí. Fue increíble y uno de mis primeros hechizos, uno que jamás olvidare cada vez que piense en mi juventud.

Hoy vengo a compartirlo con ustedes. Ya espero que les sirva tanto como me ha servido a mí.

Materiales:

- Una vela astral del profesor

- Un papel en blanco

- Una birome

- Un poco de sal

Momento:

La noche previa al examen en cuestión

Ritual:

Lo que harás será escribir sobre el papel en blanco el nombre completo del profesor y el nombre de la asignatura. Luego colocaras ese papel alrededor de la vela, la cual habrás de colocar sobre un platillo. Prendes la vela y meditas unos momentos en el examen. Debes verte a ti mismo aprobándolo, debes sentirlo dentro de ti como una verdad innegable e incuestionable.  Tomaras el puñado de sal y lo esparcirás por encima de la llama mientras dices;

“Horus te invoco, te llamo en esta noche de necesidad

Haz de mi voluntad

Convierte mi aprobación en una realidad

Somete a fulano a tu infinita entidad

Así será

Así será”

Votación: 3.0/5 (946 votos cast)


Por J Ferrari (37.340 vistas)